CAFÉ

Y sí, lo pongo con mayúsculas, ya que el café es como una religión en Nápoles.

No es solo que esté buenísimo, es que está muy bien hecho y con un buen producto, puntualizar eso si, que cuando hablamos de café, hablamos del espresso.

El napolitano inicia su día con un café y lo termina. Si por la tarde o pasado el desayuno te pides un capuccino, van a saber que eres extranjero por muy bien que hables italiano, ya que solo se toma con el desayuno.

Si te encuentras con un conocido por la calle, sí te preguntará que tal estás, pero no sin antes ofrecerte un café. Si tienes una reunión, un simple encuentro por algo de trabajo, o quedas con amigos, todo será iniciado con un bel caffé.

Tal vez cuando te lo pongan en el bar te parece escaso, y si que hay algunos que a veces se quedan muy muy cortitos, pero que bueno está! Siempre con su vaso de agua, que no falte.

De precio, a día de hoy (abril 2019) y siempre que lo tomes en la barra, te costará menos de 1 €. Ten en cuenta que sentado cuesta más o menos el doble.

Algo que debes saber es que primero lo pagas en caja, después con tu ticket vas a la barra a pedir, y por supuesto deja propina.

No te voy a recomendar aquí ningún sitio en el que tomarte un café, ya que en mi opinión y a día de hoy trás haber tomado como 500 cafés, no ha habido ninguno malo. Te iré mencionando bares en los que he estado para que si andas por la zona vayas.

Un consejo : pídelo con taza fría (tazza fredda) ¿por qué? no lo pidas y lo entenderás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s